Visiones del traslado

Una señora peinando a un niño. Alistándolo. Llevándolo a la vida.
Sobre suelos acres, un cementerio atiborrado de cruces blancas.
Las casas en los cerros.
Los colores de esas casas. Las formas inusitadas.
El olor del inframundo escapándose entre aguas residuales.
Las consecuencias de cuatro choques de auto. Ningún herido. Solo el tedio y la angustia, que le suceden a las pequeñas catástrofes del día a día.



Comentarios

Espera desde tu E-mail las nuevas publicaciones